Un tinto ecológico entre blancos

Vía el Diario de Soria, por Teresa Sanz Tejero, recogemos esta noticia sobre nuestra bodega:

A las afueras del pueblo, un sendero conduce al enorme pinar de Nava de la Asunción. Más de 800 hectáreas propiedad del municipio, entre los ríos Voltoya y Eresma. A ese camino de arena blanca le llaman el ‘Sendero del pino’ y así se llamó el primer tinto ecológico que nació en tierra de blancos.

Las uvas tempranillo que se embotellan crecen en el majuelo que atraviesa este sendero. Maduran a 850 metros de altitud, casi como en la cercana Ribera de Duero, y próximas a los viñedos de verdejo que dan fama a los blancos de Nieva.

Dicen que el secreto de la tierra es que el viñedo crece en tierra arenosa con algo de arcilla, lo que aporta en «justas dosis» la maduración y el crecimiento necesarios. Sus uvas solo conocen la agricultura ecológica, «en cierta manera, muy similar a la forma de cultivo de los antepasados», dicen sus viticultores.
[…]

Seguir leyendo esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *