Bodegas García Serrano

Bodegas García Serrano es una bodega familiar que sigue las viejas tradiciones de nuestros abuelos, a la vez que se aprovecha de las mejores técnicas actuales.


Nuestras uvasEl proyecto nació como una excusa para disfrutar de un día como los de “antaño”, cuando toda la familia se juntaba alrededor de los mayores en el campo. A la vendimia iban todos, hermanos, tíos, primos… por eso, todos lo recordamos como un acontecimiento muy especial de cuando éramos niños.

Actualmente, intentamos mantener esa tradición, haciendo de la vendimia un día de fiesta.

La bodega en sí representa, para toda la familia y amigos que nos ayudan a sacarla a delante, el compromiso y la amistad.

 

El anagrama de la bodega es la cara de una moneda romana que apareció en las cercanías de la viña, que representa a la Diosa de la Fortuna sentada con el cuerno de la abundancia.

 

Tanto la bodega como el viñedo se encuentran ubicados en Nava de la Asunción, Segovia. Lugar desde el el que se comercializa el vino, mediante la venta directa en la bodega.

Nuestro majuelo

El cultivo de la viña se hace de forma tradicional utilizando únicamente productos naturales autorizados, ya que es un vino certificado como “Ecológico”, perteneciente, además, a la identificación geográfica protegida (IGP) “Vinos de la Tierra de Castilla y León”.

 

 

La producción suele ser, por lo general, baja, buscando conseguir una mayor calidad de nuestra uva y el vino.

La bodega dispone de un equipamiento de tanques de acero inoxidable de poca capacidad, lo cual facilita el seguimiento de la fermentación que se hace mediante un control exhaustivo, logrando como resultado vinos afrutados con los aromas típicos del tempranillo.

 

 

Además, contamos con un parque de 25 a 30 barricas de roble francés y americano. 

 

 

 

La marca que actualmente comercializamos es la de “Sendero del Pino”, que es como se conoce el paraje donde se encuentra ubicada la viña, perteneciente al entorno natural de “Tierra de pinares”. Se encuentra a una altura de 850 metros, donde el suelo es de arena arcillosa con grava (terreno franco arenoso).

 

 

La añada del 2014 fue premiada con Medalla de Plata en Vinum Nature de Barcelona 2015, el Salón Internacional de los vinos ecológicos, naturales y biodinámicos.

Además, recientemente ha recibido otro reconocmiento internacioal en Decanter World Wine Awards 2017 de Londres, siendo premiado con medalla de Bronce, puntuado con 89 puntos Decanter.

Reconocimientos que nos impulsan a continuar trabajando con ilusión en la misma línea día tras día.